Chloe & Olivier, Experiencias

Nuestras no vacaciones en casa los suegros

Este año hemos tenido un verano diferente! Como sabeis hemos pasado muchos meses buscando casa…lo he dicho en IG y tambien lo he comentado alguna vez aquí en el blog. Y a pesar de todo este largo tiempo buscando la casa de nuestros sueños…ha llegado lo que yo tanto me temía. Un verano en casa los suegros donde nuestro espacio único como familia y nuestras vacaciones, no se han dejado ni oler.

Mientras  leía consejos de como sobrevivir este verano en la playa con nuestro pequeños, yo me encontraba en el sofá de casa de los abuelos de la piccola, con una terremoto imparable que no ha dejado de destrozar, tocar y cambiar de lugar cosas que no debía…. En una casa completamente no apta para niños de su edad. Sin tiempo para mi, ni para mi trabajo…. Y sin nada de ganas para este mio pequeño rincón.  He pasado un verano a esperar esa llamada del agente de la agencia inmobiliaria  y nos dijera «ya tenemos cita con la propietaria para firmar el contrato…» Pero ha sido una ilusión, una llamada que nunca ha llegado 🙁

Jamás he hablado de mis suegro, y la verdad que no tengo porque quejarme, en general son gente maravillosa que siempre me han acogido como a una hija, y estoy muy afradecida por ello. Pero estas vacaciones se ha confirmado lo que durante estos fines de semana que veníamos de visita, yo me había imaginado: mi suegra y mi suegro no están para trotes, y mucho menos para estar detrás de una niña de 2 años y de alta demanda como la piccola Chloe. Empecemos por el principio, él tiene 84 años y ella 74… No son dos chavales vaya! Comparado con los 51 de mis padres son varios años de diferencia lo que correr entre unos abuelos y los otros. Y que mala pata la mia que tenemos cerca justo los que no nos pueden casi ni echar una mano.

2

Unido a esto nos encontramos con una piccola acostumbrada a la guarderia por la mañana y a su madre por la tarde. Al quitarle la guardería no quiere oír hablar de nadie ni nada que no sea su madre… Así que he pasado unas vacaciones con una koala llamada Chloe pegada a mi, lloriqueando cada vez que intentaba dejarla con la buena abuela y sin ganas de hacer nada que no incluyera a su mama. ¡Imagínate el plan!  Pobre tampoco la culpo, en casa de los abuelos el plan más molón es ver la TV…con lo que la niña los primeros días se aprovechaba de la ocasión, pero cuando ha entendido que el plan es siempre el mismo, ha dejado de interesarle tanto y busca emociones fuertes.

Hay varias perlas de la buena abuela, como por ejemplo que la llevó a dar un paseo en cochecito hasta el parque pero que no le dejó bajar para subirse al columpio porque decía que hacia mucha calor. O que después de decirle cientos de veces de no consolar a la niña con la TV, que lo sigan haciendo una y otra vez. Por no hablar del momento baño (uno de los preferidos de Chloe) y que nada más entrar y enjabonarse un poco, ya le esta diciendo que se tiene que salir. ¿Pero que es esto? Desde cuando una niña de casi dos años se divierte entrando en una bañera para enjabonarse el cuerpo y salir? Digamos que además de la edad, la abuela no esta entrenada para distraer y divertir a los niños…así que ante el aburrimiento que la piccola sufre cuando se queda con ella, prefiere no dejarme ir jamás y así, no arriesgarse a pasar otra tarde sin hacer nada encerrada en casa y delante de la TV.

He aguantado mucho, dejando pasar comentarios y situaciones… Pero ya no puedo más, necesito nuestro espacio, nuestra casa, nuestro núcleo y nuestros momentos de silencio o de tranquilidad. He llegado a mi limite y es que si no nos vamos pronto explotaré tan fuerte que me oiréis desde España. Maldito agosto…. ¿Porque todos se han tenido que ir de vacaciones y dejarnos sin casa?

Hay tantas cosas que no me gustan…. No me gusta que cada uno le de ordenes en modo diferente y contemporáneamente porque la confunden, siento que ella esta mucho más agresiva y rebelde, no esta tranquila porque quiere siempre la mama, Ella antes no era así… por lo que mi teoría dice, que si ella esta actuando en cierto modo es porque su mundo esta patas arriba.

Por todoS estos motivos, y más, hago un llamamiento a todos vosotros, los astros y al universo, para que se alineen y nos llegue pronto esa llamada tan esperada! Casa, te estamos esperando para ser habitada! Siempre tuyos!

Feliz vuelta del verano a todos!

banner subscriptores