Bebé, Experiencias

La primera boda de la piccola

Soy una persona que me encantan las bodas. En cuanto nos invitaron este año a 3 bodas, estaba encantada 🙂 Me parecen de lo más divertidas y un buen momento para ver gente que hace mucho que no ves! Además esta vez era especial, estaba la piccola y me moría de ganas de verla en una “fiesta”! Me preguntaba “¿Como será con la musica?”, “¿Socializará con otros niños?” (lo sé, es pequeña aún…pero bueno, nunca se sabe!) “¿Le resultará pesado tanta gente o le gustará?”

Todo mi gozo cayó en un pozo cuando me di cuenta que una de las bodas era de tarde-noche…empezaba a las 6 de la tarde, y la piccola normalmente cena a las 8 y se acuesta sobre las 9!! Así que ya me imaginaba yo en una boda con todos mis amigos en modo super fiesta y yo detrás de una piccola agobiada porque no puede dormir, despertándose cada dos por tres y desistiendo finalmente, para irme con ella a la habitación sin terminar la fiesta, dejando allí el papi pegándose la fiesta del año. Si…me sentía un poco celosa de que el pudiera pegarse la fiesta y yo no 🙁

Para mi sorpresa, NO FUE PARA NADA COMO HABÍA IMAGINADO! LA PICCOLA HA VUELTO A SORPRENDERME DE FORMA POSITIVA! Si es que tengo una niña de oro 🙂

bebe en una boda

Os cuento… fuimos a la ceremonia que empezaba a las 18 h. Se hacía todo en un castillo: ceremonia civil + aperitivo fuera + cena. La pena es que se pudo a llover así que los del catering tuvieron  que improvisar y mover todas las mesas al interior del castillo. A mi me entró el pánico, porque si yo me imaginaba durmiendo a la piccola en una habitación tranquila en el interior, aseguro que con el cambio de planes no había ni una sola sala disponible para poder ir nosotras y estar en silencio (ella normalmente necesita silencio para dormirse, sino se distrae!).

No me quería agobiar y decidí disfrutar lo que pudiera de la noche e irme al hotel (que nos quedábamos a dormir ahí cerca) en cuanto la piccola lo requiriera .

Empezamos el aperitivo y ella comió un poquito. sin darme casi cuenta mientras la tenía en brazos e iba dando vueltas por ahi saludando a uno y a otro, se me durmió! Sin rechistar!!! Parece que dentro de su distracción se quedó K.O. La dejamos en el cochecito y yo mal pensando “Ya verás que con este gran ruido se despierta en un santiamén…” Pues NO! Durmió una siesta más larga de las que suele hacer en casa cuando todo está en silencio! INCREÍBLE!

bebe en una bodaAquí la prueba de como dormía mientras todos hacíamos chin chin a los novios!

Al despertarse tenía hambre…. tardaron un poco en traernos la cena, así que nos fuimos entre las mesas gateando. Lo sé, el suelo estaba sucio y seguramente habían mil bacterias habidas y por conocer, pero no podía tenerla todo el tiempo en brazos, tal como está ahora se aburre de estar en brazos, quiere su autonomía. Así que la dejé un rato y se iba de una mesa a otra a captar la atención de los comensales.

Nos empezaron a traer la cena, había risotto con espárragos. La pusimos entre su tia y yo, y comió de ambos platos nuestros! Tenía un hambre… criatura!! Obviamente tanto los camareros, como los invitados que estaban en nuestra mesa se quedaron alucinados de que se comiera el arroz ella sola y con ese garbo (si amigas…el BLW funciona la mar de bien!) Después comió un poco de pasta rellena de queso y ya estaba llena. Entre el primero y el segundo hubo una pausa larga, con lo que fuimos a fuera a que los fumadores se fumaran un cigarro…

Lo ultimo que recuerdo es que su papi la cogió en brazos al salir… lo siguiente que vi fue una piccola volviendo en brazos del papi completamente dormida como un saco de patatas. ¿Que estaban viendo mis ojos? La terremoto ya se habí dormido entre todo aquel ruído, voces y gritos al son de “Vivva gli Sposi!” Hemos de tener en cuenta que ya eran las 22 h, la piccola no podía más… literalmente, cayó muerta de sueño! La pusimos de nuevo en su cochecito y ahí se quedó tranquilita y dormidita todo el tiempo mientras nosotros: acabamos de cenar, salimos fuera a ver el corte del pastel de novios, nos tomamos una copa y bailamos un poco. Incluso duró casi media parte del primer partido de Italia en el mundial! Pobrecita la despertaron entre todo cuando de repente chillaron “GOOOOOOOOOOOOOOOL!” Obviamente pegó un bote que se despertó asustada y con ganas de teta. Aun asi, tomó un poco de pecho y se volvió a quedar dormidita. Poco después acabó el partido y nos fuimos todos al hotel, la fiesta se había acabado para mi pena… ya que con una hija así perfecta, seguro que me hubiera dejado continuar mi fiesta hasta altas horas de la madrugada! 🙂 Pero no tiremos demasiado de la cuerda…que cuando alguien es bueno, mejor no abusar.

Ah, por cierto…. cogí el ramo de la novia, será la próxima nuestra boda? No creo…pero soñar es gratis, o eso dicen!

bebe en una bodaYo con la novia después de lanzar el ramo y que cayera en mis manos 🙂

 

MORALEJA: No os fiéis de vuestro criterio porque puede que vuestro hijos a veces os sorprendan positivamente sin quererlo ni beberlo. A partir de ahora me estoy planteando poner a la piccola a dormir con música y gente hablando de fondo… podría incluso descubrir un nuevo método para dormir a los bebes, quien sabe! jajajaja

¿Te ha pasado alguna vez que te piccol@ te sorprenda positivamente? ¿Como?

banner subscriptores