Bebé, Ser mamá

Empezamos con el destete…

Cada pediatra tiene su punto de vista cuando llega el momento del destete, está el que te dice que debes hacerlo enseguida cuando cumple los 3 meses, el que prefiere a los 4 o 5, e incluso algunos apoyan que se empiece a los 6.

La verdad que nuestro pediatra nos aconsejo empezar con la introducción de fruta desde los 3 meses, a mi no me hizo ninguna gracia y aunque el papi de la piccola estaba muy emocionado con el tema, yo le seguía diciendo que prefería esperar un poco. De esta forma, en vez de todos los días, le ofrecía algo de fruta solo de vez en cuanto. Nunca dado con cuchara, sino que compramos una especie de chupete a posta (muy cómodo y gracioso) donde puedes poner dentro trocitos de fruta, y así ella mientras chupa el chupete le sale el zumito de la fruta por los agujeros. Así se acostumbra a otros sabores sin necesidad de comerse el solido.

Cuando llegamos a los 4 meses y medio, empezamos a probar con la cuchara. El primer día su padre le dió un poquito de pera y se la comió de maravilla. Al principio ponía caras de “”Que me estás metiendo en la boca?” pero a la tercera cucharada parecía que su cara se había convertido en “No sé que es esto, no sé que hacer… pero me gusta!”

La segunda vez su padre le dio media manzana, ese día yo estaba en la peluquería y como tardé en hacerme el color más de lo esperado (si chicas por fin fui a hacerme el color después de 10 largos meses!) le llego a la piccola una crisi de hambre y el papi sin saber como calmarla, le preparo una manzanita y ale, pa’ dentro! Se la comió a las mil maravillas. Pobrecita con el hambre que tenía… y yo #malamadre haciéndome bella!

La tercera papilla de fruta que le dimos, estábamos su padre y yo juntos, y esa vez quería ser yo en darle la papilla. Me hacía ilusión verla comer algo que no fuera la teta! Aunque si te digo un secreto, a veces me gustaría que no tuviera que dejarla nunca… es tan bonito verla mamar! Ese día se la comió casi ella sola, parecía una niña mayor. Yo le preparaba la cuchara con una puntita de fruta y ella la cogía con la mano y aaaaam pa’ dentro! ¡Coordinaba bastante bien!

Parecía que mi piccola ya se había hecho mayor… así, de golpe y de repente! 🙁

Cuando yo ya creía que esto del destete empezaba a estar superado y viendo que estamos cerca de los 5 meses, nos decidimos a sustituir una mamada por una papilla de fruta. Me preparo toda emocionado una tarde temprano, para su merienda, y le hago un poco de plátano chafado. La siento en su trona, le pongo el babero (porque sino se mancha entera) y con una grande sonrisa, le digo “Chloe, mira tu merienda! Que ricoooo!” Para mi sorpresa con la primera cucharada no me abre boca, el segundo intento empieza a poner cara de “Mama, que es esto? Yo no quiero!”  y al tercer intento empieza con pucheros. Hacemos una pausa y volvemos a empezar. Pero el éxito es el mismo o peor.

inicio del destete

Finalmente llego a la conclusión de que el plátano no le gusta. Acabamos la misión merienda porque inicia con llantos agudos y desesperados por lo que desisto y le doy teta.

Al siguiente día prueba con un poco de pera. Pienso, con el plátano no funcionó, peor la pera ya la ha comido antes y le gusta. Misma situación, primera cucharada no me abre la boca, segunda cucharada insistiendo un poco, parece que no le apetece… y tercera cucharada se pone a llorar. Lo que me da que pensar que quizás no tiene tanta hambre como imaginaba. Espero unos minutos. Volvemos a probar y acabamos en llantos de nuevo, le doy su teta, come y se tranquiliza.

el-destete-inicio

A todo esto su padre cuando llega a casa y se lo explico, no le encuentra explicación. A lo que me dice “Yo creo que se lo das cuando aún no tiene hambre…” Imaginaros mi cara de “¿Me estás diciendo que no conozco a mi hija?” Viendo mi cara se corrige “Igual es que contigo solo quiere teta!” Uoooooo, yo no lo había ni pensado!! ¿Puede ser que mi piccola solo quiera pecho de su mami? Lore finalmente me dice “Mañana prueba con la mañana puede que sea la fruta que más prefiere!”

Al día siguiente, o sea, ayer me propongo otra vez a darle la merienda y le preparo, esta vez, manzana, de esa que tanto le había gustado en su día! Y de nuevo… después de probar de una y mil formas de que la comiera, dice “Para ti mami!” NO HAY FORMA! Abre un poco la boca, le meto la manzana, seguidamente pedorreta y para fuera! Toda la manzana le sale de su boca… Repetimos reiteradamente la operación, y no llega nunca a tragar. Prometo haber tenido mucha paciencia. Pero al final me giraba la cabeza, no abría la boca y de nuevo… llegó el llanto! Seguidamente le ofrecí el pecho.

Cuando llegó el papi confirmamos que conmigo es imposible introducirle otra comida que no sea la teta. NO HAY FORMA! Aún así hoy me he propuesto a cocerle la manzana, a ver si funciona mejor. 🙂 ¡Ya te contaré a ver que tal!

MORALEJA: Ahora entiendo a mi pediatra cuando nos dijo, es importante empezar un poco antes de los 6 meses porque no siempre es fácil! Y a partir de los 6 ya debe comer un pasto sólido porque sino, le puede llegar a faltar el hierro y te lo cogerá a ti.

Próximamente publicaré una entrada con los pasos que nos ha dado nuestro pediatra para el destete, por si te pueden ser útiles.

¿Y tu, como introdujiste los sólidos a tu piccola/o? ¿Comía bien las papillas en un principio?

banner subscriptores