Embarazo

Nauseas y ascos

Después de hablar de los sintomas generales de embarazo, hoy hablaré de uno de los peores sintomas de todo nuestro estado: LAS NAUSEAS Y ASCOS! Una vez ya sabemos y estamos convencidas de que estamos embarazadas es cuando empiezan estos dichosos sintomas.

Si, si… hay quién dice que los vómitos son desastrosos! Yo lo desconozco porque la verdad es que tuve la suerte de no vomitar ni una vez durante el inicio de mi embarazo, pero si que tuve muchísimas nauseas y asco a casi todo.

Casi el 90 por ciento de las embarazadas sufre de náuseas en algún punto de su embarazo. Algunas sentimos un mal estar durante todo el día, otras a ratos y las menos afortunadas, pasan sus primeras semanas vomitando. Medicamente aún no se ha descubierto el factor exacto de estos sintomas y el porque de la variación de una mujer a otra, pero lo que si que hay evidencias, es que las hormonas del embarazo son las causantes de esto. Además, el sentido del olfato se pone más alerta que nunca, por lo que todavía se agrava la situación.

Yo, por ejemplo, no podía oler: la comida mientras se cocinaban, el olor a nevera, el perfume de mi chico, cremas hidratantes, el gel de cuerpo (lo cambié varias veces y nada!), olor a sudor, y otros.

Y no podía comer porque me daba asco: chocolate o jamón dulce (que me encantan!), pan, pescado fresco, yogures, ensalada, espinacas…

Es extraño como los gustos momentaneamente te cambian durante este periodo. Cosas que adoras te dejan de gustar y otras que no comes casi nunca, el cuerpo te las pide como agua de mayo! Me tiré las primeras semanas del embarazo comiendo “a capricho”, todo aquello que me apetecía que por suerte me dio por la fruta, y comía muchísimo melocotón y fresas!

Parar estos sintomas es imposible! Por más que lo intenté nunca lo conseguí… el cuerpo se vuelve caprichoso y hasta que él no este preparado para relajarse, no dejaras de sentirte asi.

MI CONSEJO:  Cada vez que te vengan estos ascos, a diferencia de lo que puedas creer, lo mejor es que comas algo! Yo cada vez que las sentía comía algo a capricho, aunque fuera pequeño, y estos sintomas me pasaban. Obviamente era solo momentaneo porque al poco volvían. Es importante beber agua, pero no la bebas toda de golpe, da sorbitos poco a poco y no tomes demasiadas infusiones!! Además descansa mucho, intenta no ponerte bajo estrés contigo misma y date tiempo para hacer cosas que te gustan y así distraerte para no pensar en esa desagradable sensación.

banner subscriptores