Bebé, Consejos, Ser mamá

El bebe y el gato… ¿serán amigos?

Como ya conté mientras estaba embarazada, tenemos una gatita en casa. Esta no supuso ningún peligro para mi estado de embarazo, a contrario de lo que dicen muchos médicos… y tampoco lo ha sido para la llegada de la piccola! Sinceramente tuve mis dudas de como se comportaría la gatita con la nueva llegada de Chloe, me preocupaba que tuviera celos, que no lo cogiera bien, pero sobretodo me preocupaba que intentara hacerle daño. Para mi sorpresa, no solo ha sido una adaptación de lo más natural, sino que además, esta siendo una experiencia llena de ternura.

gato y bebe

Todo empezó mientras estábamos embarazados. El papi encontró en un libro un escrito donde explicaba que era necesario tener mucho cuidado con los gatos y los bebes, ya que los primeros suelen sentir celos con la llegada de otro cachorro al hogar. Comentaba que era importante cubrir la cuna con un velo porque sino existe el riesgo de que el gato entre en la cunita del bebe y que se acomode al lado del pequeño provocándole así, de forma involuntaria, una sofocación. Imagínate mi miedo cuando el papi me contaba esta posible escena en cuanto llegara nuestra piccola Chloe. Ese mismo día me puse a mirar velos para cubrir la cuna… pero como no me fiaba, al final decidí que no dejaríamos entrar a la gata a nuestra habitación (donde se encontraba la cuna de la piccola).

Después de casi  meses compartiendo el mismo techo la piccola con nuestra gatita, puedo desmentir estos mitos:

LA CUNA DEL BEBE Y TODOS SUS ELEMENTOS SON EL LUGAR PERFECTO PARA EL GATO: Nos habían dicho que dado al calorcito que desprende el bebe y lo cómodos que son todos sus elementos (cuna, maxicosi, hamaquita…) se iban a convertir en los lugares preferidos para nuestra gatita. ¡Puedo decir que no es así! Es cierto que alguna vez ha intentado subirse a ellos, seguramente porque siente curiosidad… pero en ningún momento se ha acercado mientras la piccola se encontraba en él. Algo que nos ha dado mucha tranquilidad porque quería decir que no había peligro de asfixia.

EL GATO SE SIENTE CELOSO DEL BEBE Y LE PUEDE HERIR: ¡Puedo decir que para nada! Es cierto que en cuanto llegamos del hospital con Chloe, la gatita sentía mucha curiosidad por lo que era “esa cosa pequeña” que habíamos traído a casa… pero aun así, no se atrevía demasiado a acercarse. Es más nosotros le dábamos alguna prenda de la piccola para que la oliera, pero ella se alejaba. Poco a poco ha cogido más confianza con ella y en alguna ocasión se ha acercado a olerla, pero te puedo asegurar que han pasado como mínimo unos 3 meses antes de que la gata por si misma se acercara al bebe. Y en ningún momento se ha mostrado agresiva o peligrosa para la piccola.

gato y bebe

Siempre he sabido que los animales son más inteligentes que los humanos, y con el comportamiento de Mia en el momento de la llegada de Chloe se ha confirmado más este dicho. Y es que pensarás que estoy loca… pero estoy convencida de que Mia entiende que la piccola es nuestro cachorro y que si le pasa algo, nosotros respondemos por ella. Por ello, nuestra gatita más que celos o sentimientos negativos, parece que le haya nacido un sentimiento de protección. Como dice el papi, se ha convertido en la hermanita mayor de la piccola 🙂

La verdad es que… Chloe está enamorada de Mia (nuestra gatita). Cada vez que esta entra dondequiera que esta la piccola, se le ilumina la cara y se vuelve loca de amor! La llama con pequeños y cuidado gritos para captar su atención, cuando se le acerca se agita y se pone súper contenta, le pega sonrisas que no le caben ni en la cara, y lo mejor, es que hace de todo para poder tocarla. Mi tranquilidad es que Mia nunca ha hecho por arañarla, al contrario, se le acerca y la huele, e incluso en alguna ocasión, se restriega y le da besitos. Obviamente, con estas escena… #muerodeamor! (Aunque reconozco que no dejo de tener el corazón en un puño cada vez que la piccola le coge la cola o que la Mia se le acerca a 2 cm de la cara para olerla)

bebes y animales

En conclusión, si tienes una mascota y estás embarazada, no la abandones!! No supone ningún peligro para tu bebe, y verás que que con paciencia y cariño el gatito se acostumbra a tu baby y se convertirán en mejores amigos. Si en tu caso, ya tienes un bebe y te estás planteando tener una mascota… yo te animo a que des el paso, es increíble ver el amor que desprenden el uno con el otro. Y no cabe decir, que es muy terapéutico y enriquecedor para tu hijo, pero eso ya es otro post que más adelante tengo pensado preparar!

¿Que piensas de la relación mascotas con bebes? ¿Y tu, tienes algún animal en casa? ¿Como se han relacionado tu bebe y tu mascota? 

banner subscriptores