Chloe & Olivier, Ser mamá

La falta de tiempo… y la culpa!

En el momento que te conviertes en madre parece que se enciende una tecla en nuestro sistema que lo vuelve todo patas arriba y nos hace ir siempre a contra reloj. Cada día que pasa parece un suspiro, nunca te llegan las horas para hacer lo que te gusta y lo peor, tu hijo/a crece sin parar y no puedes dejar de intentar capturar cada recuerdo para que tu torpe memoria no se olvide o se deje nada.

Pues bien, cuando te conviertes en bimadre, parece que esto se multiplica… Nos faltan horas al día, no llegamos a nada, la casa nunca esta como una se espera (y eso que nunca he tenido exigencias elevadas al respecto), nunca tienes tiempo para ti (depilarte, hacer ducha en condiciones, deporte…) y encima, te da la sensación de que no pasas tiempo suficiente y de calidad con tus hijos. Sobretodo el nuevo llegado, que da la impresión que el pobre está ahí y pasan los días sin casi disfrutarlo.

Me encanta mi vida como madre, a pesar de las mil peripecias que se deben hacer para llegar a todo. Pero lo que no me gusta nada, es esta sensación de culpa que me acompaña porque no cumplo con lo que son mis principios, mi idea de crianza y educación con mis hijos. 

IMG_0734

En los últimos meses tengo un piccolo tranquilo, podemos decir casi un Santo, que se adapta a todo, llora lo justo (cuando tiene hambre) y si tiene sueño se duerme en menos de 5 minutos. Algo que los que nos conocéis sabéis que Chloe nunca fue. Ella fue intensa, de alta demanda, lloraba con un tono super estridente que te rompía el tímpano, se consolaba solo en el pecho y para dormirla era es toda una misión. Lo bueno es que ya la conocemos, hemos aceptado como es y más o menos, hemos logrado entenderla y poder llevarla. Hasta aquí bien…

Pero claro, ella que requiere atención a borbotones va como una montaña rusa. A periodos que entiende las necesidades de su hermano pequeño, es comprensiva y ayuda, y yo me la comería!! Otros periodos que parece que te ponga a prueba constantemente. Le da pellizcos, cuando se enfada conmigo va a molestar a su hermano, vuelve a hacer cosas de bebé (comer con las manos, el chupete, pedir brazos…) y lo peor, parece una bomba a punto de estallar pero nunca sabes por donde te va a salir.

Él…¿que decir? Sigue a su hermana constantemente, se ríe de todas las payasadas que le hace y la mira con ojitos de cordero “degollao”, esta in love total! Es muy fácil cubrir sus necesidades, al máximo sabes que cogiéndole en brazos todo le pasa, y obviamente no hay discusiones ni negociaciones constantes.

Pues bien, ahí me encuentro yo, con falta de tiempo para mi piccola que necesita TANTO, y con sentimiento de culpa hacía mi piccolo por no darle más tiempo tal como le di a su hermana. Quizás el hecho de haberle dedicado tanto tiempo la hizo más demandante de mi…quizás se ha “acostumbrado” que mama siempre juega con ella, le esta cerca y puede pedirme siempre que quiere mi atención. Puede que haya sido yo quien le ha dado esta base…

La teoría para ayudar a Chloe y que sufra menos, la conozco, lo hemos probado y cuando es posible lo hago… REGALARLE TIEMPO DE CALIDAD SOLAS ELLA Y YO! Cuando puedo dedicarle tiempo ya sea jugando, dando una vuelta en bici o leyendo un cuento ella y yo solas, entonces la fiera que hay dentro de ella se amansa, se apacigua y todos podemos vivir más tranquilos. Sobretodo el piccolo que no le va descargando la rabia constantemente sobre él…

En fin, me quedo con mis reflexiones y pensamientos, y a ver si me dais algún super consejo que me saque de ese bucle… Por que sino, si que me lanzo a abrir una petición de firmar para ampliar las horas del día a 30, eso si que las horas laborales se queden en 8 eh!!!

¿Como lleváis esto de la bimaternidad vosotras? ¿Que hacéis para remediar los celos por falta de tiempo con vuestros pequeños? ¿Tenéis alguna rutina establecida?

firma NAryta

banner subscriptores