Bebé, Consejos, Experiencias, Ser mamá

Finde en Londres con niños

Por fin me he puesto al día con todas mis tareas, sean del hogar y del trabajo, para finalmente poder hacer mi post de Londres. Como ya he adelantado en la foto del Miércoles Mudo, no ha sido un viaje fácil y para nada relajante. La frase final del papi ha sido “Que sepas que nunca más!”. Solo con esto te puedes imaginar como ha sido nuestro fin de semana…

Londres es una ciudad enorme donde además de caminar muchísimo si quieres hacer un poco de turismo, debes sumarle que constantemente tienes que estar subiendo y bajando escaleras, el metro, el bus… Es cierto que es una de las ciudades más “baby friendly” que conozco ya que en cuanto a tiendas, museos, restaurantes… piensan siempre en los pequeños y tienen rincones adaptados a ellos en casi todas partes. Pero para moverse por la ciudad, la cosa cambia… Nosotros nos hemos alojado en Waterloo (zona 1 y muy céntrica) pero aun así las distancias son muy largas y no es fácil seguir los horarios de la piccola y pode traerla a casa para comer o hacer la siesta. Así te puedes imaginar lo que ha sido 5 días non-stop con la piccola en el cochecito, en brazos, que ahora quería caminar, que no te quería dar la mano…

El principal motivo de esta visita fue mi trabajo, necesitaba ir para reunirme con varios de mis contactos con lo que dejé en varias ocasiones la piccola con su papi y de ahí la frase inicial “Nunca más”. El segundo motivo el cumpleaños de mi mejor amigo que vive allí, también vinieron sus hermanas con lo que estuvimos todo el finde de turismo con ellos de arriba a bajo. Nosotros ya conocemos Londres, obviamente (nuestra historia de amor empezó en esta ciudad) pero nos apetecía vivirla y caminarla lo máximo posible, y eso hicimos. Pero obviamente acabamos con una agujetas terribles de cargar a la piccola en brazos! Y es que el cochecito le gusta a ratos…

Pero bueno, no os quiero asustar… Si te apetece visitar Londres, no dejes que mi  experiencia te frene. Eso si, te recomiendo que no vayas un mes de enero que es cuando hace más frío y hay riesgo de lluvia. Y la segunda recomendación es que vayas cuando tu hijo ya no necesite el cochecito, te será todo mucho más fácil de gestionar.

Aún así, creo que la culpa de todo ha sido nuestra por 2 motivos: el primero porque hemos querido ver mucha gente y hacer demasiadas cosas en pocos días y el segundo motivo, porque hemos ido con expectativas altas, pensábamos de poder hacer lo mismo que hacíamos cuando la piccola no estaba, y al no lograrlo nos hemos frustrado (también los adultos sentimos frustración a veces…) jejeje Es extraño, porque en nuestro viaje a Bruselas no fue ni la mitad de cansado que este. No sé si será porque las expectativas eran mucho más bajas o si simplemente fue, porque eran menos días.

Aún así os voy a contar lo que hemos hecho para que os hagáis un idea y podáis coger nuestro planning como guía cuando finalmente decidáis ir a Londres con vuestros piccolos.

ORGANIZA TU FINDE EN LONDRES CON NIÑOS

VIERNES

Nada más llegar nos encontramos con mi amigo fuimos a casa a dejar las maletas y yo me tuve que ir a reuniones que había programado por trabajo. Ni siquiera tuve tiempo de comer! Tuve que hacer 3 reuniones y desplazamientos incluidos en menos de 4 horas. Lo mejor, es que al terminar de trabajar me encontré con todos para merendar y fuimos a mi pastelería favorita!

Mi primera foto nada más llegar mientras íbamos a nuestro alojamiento en Waterloo. Londres me enamora <3

 Si vas a Londres no te puedes perder los pasteles de la Pastisserie Valerie, lo mejorcito que he comido jamás! 

SÁBADO

El sábado nos despertamos temprano y nos lanzamos a hacer un poco de turismo. Yo había quedado a las 12 con algunos de mis clientes de JustGo, así que tuve poco tiempo para turistear pero el suficiente para disfrutarlo. Por la tarde nos vimos con algunas de mis amigas que siguen viviendo en Londres. Y terminamos la noche celebrando el cumpleaños de mi amigo en Zizzi’s, una cadena de restaurantes italianos donde no se come para nada mal.

El National Museum es impactante de lo grande que es!

 

Picadilly Circus… que decir? Cada vez que pasó por esta plaza se me despierta una sensación de satisfacción y de amor por esta ciudad que es inexplicable! No sé que tiene, pero me encanta!

Aquí estamos la familia al completo con mi mejor amigo paseando por St. James Park

Preciosas vistas paseando por el Támesis.

DOMINGO

Nos tomamos el día con tranquilidad ya que al despertarnos la piccola tenía 38 de fiebre… y no queríamos arriesgar que enfermara (pobrecita) así que el domingo se lo dedicamos a ella y a seguir sus horarios. Por la mañana estuvimos en la casa jugando y dedicándole tiempo y atención, también ella la necesitaba después de 2 días non stop en Londres. Fuímos a comer un Sunday Roast a un pub cerquita de casa y después a hacer el café.

Sunday roast

Fuimos a comer a “The Doggetts” un pub típico inglés a la orilla del Támesis. Se come muy bien y las vistas son muy bonitas. Se encuentra justo en el puente de Blackfrias Bridge en el lado de Southbank. 


El papi cogió el típico Sunday Roast y yo compartí con la piccola puré de patatas con salchichas y salsa “gravy”, muy típico English. Aquí podéis ver la piccola con su platazo y su pinta! 

Después de la comida nos fuimos a tomar el cafe en un Costa coffee, ella como una señortia mayor 🙂 Muero de amor, te lo digo!

LUNES

Por la mañana yo tenía una reunión en una escuela de Greenwich, así que aprovechamos la ocasión y fuimos toda la familia para respirar un poco de aire fresco en el precioso parque de Greenwich y así pasear un poco por esta preciosa y apartada zona de Londres. La verdad que no suele ser una zona de turismo por lo alejado que esta (30 minutos en metro aproximadamente) pero es bastante famosa ya que por aquí es donde pasa el meridiano. Así que si tienes tiempo te recomiendo la visita ya que el pueblecito es muy cuco y característico.

Las vistas desde el meridiano de Greenwich

 

El papi en el reloj del meridiano y yo con la piccola y las super vistas del parque de Greenwich detrás. 

También visitamos el museo marítimo nacional, que la verdad es gratuito y muy curioso.

Por la tarde el papi se llevó a la piccola de compras mientras yo hacía otras reuniones por trabajo. Fueron a varías tiendas para el papi, pero no se olvidó de llevar a nuestra piccolaa la visita obligada para todos los peques… HAMLEYS! La tienda de juguetes más grande que he visto jamás… 5 plantas estilo el corte inglés, con todo juguetes! Y lo mejor de todo, es que hay mil cosas con las que les dejan jugar… que mejor que probar para querer comprar! 😉 Vaya, un paraíso para los más pequeños. Si vais a Londres con hijos no os podéis saltar esta visita!

Cenamos con unos amigos en Soho y después en el camino a casa nos paramos a hacer una visita obligada para la mama y el papa…. M&M’s World. La inmensa tienda de chocolates M&M’s! Que vicio! Tienes muchísimos colores y variedades diferentes. Puedes oler a chocolate desde fuera en la calle!!! INCREIBLE! Si te gusta el chocolate no te lo puedes perder!

¿Que color prefieres? Yo me quedo con todos!!! 🙂 

MARTES

El martes fue día de maletas, despedidas, un poco de shopping y no podía faltar… mi visita obligada a la Disney Store, y ahora con la piccola, con más razón! Acabamos ahí nuestros días en Londres, de la Disney nos fuimos a comer y a coger el bus para ir al aeropuerto y volver a casita.

Y como no, no podía faltar el maravilloso mundo de Frozen. La piccola dormía cuando llegamos pero no podía irme de allí sin enseñárselo, así que finalmente decidimos despertarla y dejarla disfrutar de todo este mundo mágico.

La vuelta al aeropuerto no fue del todo bien, la piccola vomitó 2 veces en el bus… hacía tanto calor y tardamos tanto en llegar que creó que se mareó un poco. Encima una mal educada al lado nuestro se le ocurrió quitarse los zapatos y calcetines para dejar respirar a sus apestosos pies! Viva la educación!!! llegamos al aeropuerto super justos de tiempo para hacer el control y llegar a la puerta de embarque pero por suerte la Ryanair iba con retraso con lo que pude ir al lavabo y cambiarme entera que estaba llena de vomito de la piccola.

Reconozco que fue una aventura para recordar! Nos lo pasamos muy bien pero como he dicho, no creo que lo repitamos. De ahora en adelante nos ha quedado más claro que nunca que las vacaciones deben ser en la playa, descanso, relax y sobretodo, seguir los horarios de la piccola al máximo posible. Así que por algunos años… Bye Bue London!

¿Y tu, te has animado a visitar alguna grande ciudad con tu hijo de 1 año? ¿Cual ha sido tu experiencia? Espero que me contéis un poco como han sido vuestras vacaciones en el extranjero y si tenéis algún truco que lo compartáis! 🙂 

banner subscriptores