Cosas del blog

El día de mis 30

Bueno, ya soy mujer! Ya ha pasado el día… ya he cruzado esa fina e invisible linea llamada “MADUREZ”, o eso dicen. He dejado atrás los ventipico para empezar a decir treinta y pico. Y aunque no me asusta, ni me entristece, lo veo como un paso más adelante, a la vida y a mi madurez. Seguramente seguiré siendo la misma que el año pasado, haré las mismas tonterías, me reiré de las mismas cosas pero ya tengo una etiqueta diferente, ya no soy una ventiañera sino, una treintona!  ¿Y qué?

Pues eso, que he dado el salto a los treinta a la grande! Con un día especial dedicado a mi y junto a los que quiero. Aunque me hubiera gustado poder celebrarlo con toda mi familia y no pudo ser… pero al menos tuve a mis dos amores y a mi mami. Resulta que el papi había planeado un viaje a Barcelona para que yo pudiera celebrar mis 30 con toda mi familia al completo. Nosotros somos una de esas familias a la “gitana” que aprovechamos cualquier ocasión para juntarnos y celebrar… una excusa es suficiente para quedar todos y hacer una comida o parecido. Lo importante es pasar un rato juntos. Pues bien, después de planear un viaje express a Barcelona resulta que en su trabajo no le dan días de fiesta por lo que mi amore se ve obligado a descubrir su sorpresa y decirme lo mucho que siente que no podamos estar en mi querida ciudad natal.

Lo bueno de todo esto, es que con la excusa del cumple de la piccola, vinieron mi padre y mi madre. A mi padre le vi unos días antes de mi cumple y a nuestra manera ya lo celebramos, y a mi madre me la he quedado por aquí hasta hoy que vuelve a casa… (que penita!) Así que el día de mi cumpleaños pude abrazar y besar a mi mami también.

mi cumpleaños

Tuve pastel de cumpleaños después de comer y por la noche sorpresa preparada por mi amore! Nos íbamos él y yo de parejita feliz a cenar por ahí. No sabía donde íbamos, solo sabia que a las 18 horas tenia que estar lista y arreglada para marchar. Lo único que me dio penita es que no llegué a hacer ni pastel ni comida o cena con la piccola, ya que al mediodía estaba en la guardería y por la noche no entraba en nuestro plan romántico. Pero bueno, que pos la mañana me despertó cantando el cumpleaños feliz y al menos pudimos hacer desayuno juntas!

Para la cena me llevó a “nuestro restaurante”, un lugar mágico al que también fuimos el año para mi cumpleaños y nos encantó. Es de estilo provenzal, muy cuidado y bonito. Y el encanto mayor es que como decoración tienen peluches por todas partes. Incluso te sirven el cafe en una bandeja con un peluche que baila y se mueve. Cada uno recibe uno diferente… y es la atracción de todos los comensales. A mi este detalle me encanta!! Llámame rara! A demás se come de lujo! Hacen un pescado que está buenísimo!!!

mis 30 años Aquí yo y mi cara de felicidad en el momento que me trajeron el cafe con mi peluche molón. Me tocó esta mariquita que bailaba.

mi amoreAquí mi amore en nuestro restaurant romántico. Mira que ambiente calido… me encanta!

Para terminar fuimos al paseo marítimo y aunque el papi quería hacer el romántico y pasear un poco por ahí, tuvimos que anular el paseo porque yo tenía un frío que me pelaba. Y es que solo a mi se me ocurre ponerme vestidito corto a casi finales de Septiembre. Así que tuvimos que volver al coche donde me dio mis regalos! 🙂 QUE EMOCIÓN!! ¿Te acuerdas de la lista de regalos de mis 30 años? Pues aunque no la miró (o eso dice) me ha regalado 2 de los super regalos que había incluido en esta lista… así que estoy más que feliz!

mis regalosMis regalazos! El collar Tiffany & Co. y las Adidas Superstar que tanto quería, y encima personalizadas con el nombre y la fecha de nacimiento de la piccola! Todo un lujo!

Pues hasta aquí mi gran día! Espero que os gusten las fotos y que os sirva para conocerme un poquito más! Sé que este tipo de post no aportan mucho a nivel de conocimientos, pero espero que te ayude a conocer un poquito más quien esta detrás de Piezecitos! Un abrazo y gracias a todos los que me habéis felicitado a través de Facebook y otras redes sociales! 🙂 

banner subscriptores