Chloe & Olivier, Experiencias, Sin categoría

Otros virus maligno… o deficiencia de hierro?

Hace algunos días que estoy distante del blog… Y es que he tenido varios motivos: el lanzamiento de la nueva web de mi trabajo ha sido uno de los motivos, por fin ya la tengo online y funcionando, parece que el resultado es bastante bueno y por ahora estoy muy contenta! Te invito a pasar por aquí a ver que te parece, ya me dirás si te gusta o si ves algo que sea mejorable. Otro motivo ha sido la migración de este blog a un hosting… si, ha llegado el momento y ya que estaba con una web me lié la manta a la cabeza y quise lanzarme también con este. No, no me he vuelto loca, solo que me tocaba pagar a WordPress por el dominio y demás, y pensé “Pues mejor me paso a un hosting no?” Como si fuera algo fácil… lo que me ha llevado a varios problemas técnicos y de ahí los cambios de estética temporalmente. Por fin he logrado dejarlo como estaba! 🙂 Algún día le cambiaré todo el diseño, pero bueno…algún día! jajajajaja

Pero el mayor motivo por el que se ha dado este distanciamento ha sido por el virus o no, que ha invadido a la piccola durante estas últimas semanas. Las que me seguís en Instagram sabreis que hemos pasado unos días un tanto xof… Y digo virus o no, porque todavía no estamos seguros de que haya sido uno.

Despues de dos semanas la pediatra todavía no nos ha sabido decir de que se trata… Tenemos una pediatra bastante sosa, por no llamarle algo más fuerte. Y es que ella, cada vez que la llamo, lo soluciona todo con su maldita frase “Veamos! Esperemos algunos días a ver como avanza” y es que tanto esperar al final una se cansa. Encima cuando vas a su consulta tampoco te aclara las cosas…así que imagínate lo desesperada que me he sentido que he recurrido a una pediatra de pago y mañana llevaré a la piccola para un chequeo completo.

Pues bien, que me desvio del tema… la piccola Chloe lleva 2 semanas y algo más que no está 100%, no la reconozco. Empezó todo con lo que parecía un simple virus, lo típico un poco de vomito y mal estar… pero los días avanzaban y cuando parecía que estaba mejor volvía a vomitar. Todo esto acompañado de malestar general, no jugaba, se dormía por las esquinas (algo inusual en ella) y quería mama a todas horas, no quería ni que la tocara su padre…

Pues bien os cuento un poco más detalladamente los síntomas que ha tenido y sigue teniendo la piccola, porque así si a alguno de vuestros hijos les ha pasado agradeceré mil vuestra experiencia y como lo habéis solucionado.

deficiencia de hierro en niños

El proceso ha sido así:

Martes 12 de Mayo: Empezó con la “mammitis” como dije en IG, nos pasábamos el día haciendo el koala, y es que no había forma de hacerla jugar.

Miércoles 13 de Mayo: Vomitó antes y después de cenar.

Jueves 14 y Viernes 15 de Mayo: Se pasó todo el día en la guardería tumbada en colchones sin querer jugar ni nada, solo quería dormir. Tampoco tenía apetito, no comía nada! Así que le daba solo el pecho que era lo único que le apetecía.

Miércoles 20 de Mayo: Después de un fin de semana de mamitis total, parecía que empezábamos mejor la semana. Hasta que llegó el miércoles que volvió a vomitar después de comer y me llamaron de la guarde para irla a buscar.

Sábado 23 de Mayo: Todo parecía normal, pero llegó el sábado después de comer y volvió a vomitar. Parece que cuando come con gusto y cantidad su cuerpo no lo acepta y vomita. Cuando come poco no pasa nada, pero cuando come bien luego lo rechaza.

Martes 26 de Mayo: Vuelve a la guardería desde el miércoles anterior que no ha ido, y me llaman para decirme que se ha pasado toda la mañana tumbada en colchonetas y sin querer jugar. Que de vez en cuando se levantaba pero lloraba y a los 2 minutos se volvía a tumbar.

Ayer parecía que estaba mejor, incluso en la guardería estaba más activa. Pero sigue estando muy xof, con poca actividad y no se distrae sola tal como hacía antes. Necesita constantemente que este yo con ella. A veces cuando le toco las piernas parece que se queja con su “no no no, pupa, pupa” así que me tiene un poco mosca porque encima las tiene un poco enrojecidas y cuando le aprieto se le marcan enseguida. Parece que tenga mal la circulación!

En fin, que os estoy pegando un rollo… La semana pasada insistí a la pediatra para hacerle análisis, y el resultado… tiene una infección, que parece que sea el virus intestinal que me había comentado la pediatra, y además tiene el hierro bajo! Parece que ha salido un poco anémica como yo 🙁 Pobre!

Parece que teniendo el hierro bajo los síntomas encajan bastante con lo que le esta pasando:

  • cansancio y debilidad
  • piel y membranas mucosas pálidas
  • rápidos latidos del corazón y soplo cardiaco (detectado por el médico del niño durante un examen)
  • irritabilidad
  • inapetencia
  • vértigos y mareos

Pero claro, a todo esto querría ponerle una solución, por ello le pedí a la pediatra si me podía decir la causa de esta deficiencia de hierro. Lo que su respuesta fue “Puede que sea este mismo virus que ha cogido.” ¿De verdad un virus estomacal te hace bajar el hierro? No sé… no me convence. El caso que los motivos pueden ser varios, y me gustaría saberlo… por eso quiero una segunda opinión.

Las causas de la deficiencia de hierro en niños son varias:

  • insuficiencia de hierro en la dieta
  • mala absorción de hierro por el cuerpo
  • continua pérdida de sangre, más comúnmente por la menstruación, o una gradual pérdida de sangre del sistema intestinal
  • etapas de rápido crecimiento

Por lo que he leído, la anemia en niños es bastante negativa para el correcto desarrollo de su crecimiento e intelecto, haciendo así que pierdan interés y que aparezca la falta de atención. También el bajo nivel de hierro puede llevar a la alta absorción de plomo con el riesgo de envenenamiento, obviamente es una caso extremo, pero se debe de contemplar también. Así que es muy importante que tengamos cuidado con este factor.

En resumen quiero pensar que este mal estar se debe la deficiencia de hierro y que seguramente el dolor de piernas sea ligado a una etapa de rápido crecimiento… un motivo por el que se puede perder hierro. Si bien es cierto que la Chloe ha crecido mucho en las últimas semanas (o eso nos dicen todos). Así que me voy a relajar y voy a esperar que vayamos a la pediatra mañana para que con un poco de suerte, ella me sepa explicar y me tranquilice, algo que nuestra pediatra no sabe hacer.

Ya os contaré a ver que me dice… pero de mientras, si alguna de vosotras se ha encontrado en una situación similar con su piccolo agradecería vuestra experiencia! Muchas gracias de antemano! 🙂 

banner subscriptores