Bebé, Chloe & Olivier, Ser mamá

¿Con o sin chupete?

Cuando yo era pequeña me encantaban los chupetes, tengo mil fotos llevando dos o tres chupetes al mismo tiempo… Mis padres tenían pánico de quitármelo por como iba a tomármelo, aunque debo decir que fue bastante fácil hacer que me olvidara de él. Un viaje a Marruecos y un perro hicieron que me olvidara del chupe por completo, se inventaron la historia que el perro se lo había comido y que en ese país no vendían, así que me quedé tan pancha y ya nunca volví a preguntar por él.

Dada mi propia experiencia como niña amante de los chupetes, en mi piel de madre primeriza empecé a comprar chupetes como una loca para la piccola porque imaginé que a ella también le gustarían mucho. Y es más, nunca llegué a plantearme la posibilidad de que no lo quisiera, para mi era casi obligatorio que los bebés tomaran el chupete. Para mi sorpresa, ella NUNCA lo quiso. Probamos varias veces, en diferentes situaciones, cuando lloraba o cuando estaba tranquila, pero el resultado siempre fue el mismo: lo escupía!

A ella le bastaba tener su teta para consolarse, algo que al principio me hacía sentir super especial pero que al largo de los meses empezó a pesarme e incluso se convirtió en algunos momentos una “obligación” para mi. Entendedme, yo soy muy por la crianza respetuosa y consciente, lo que sea por mi piccola y cuanto más natural como la vida, mejor. Pero sin quererlo, había momentos en los que tener que sacarme la teta para consolarla, me ponía de los nervios. Es por esto que decidí terminar nuestra lactancia sin lágrimas.

Pasé mucho tiempo luchando con los que me decían –“Usa la teta como chupete”– ya que no me gustaba esa expresión. ¿que fue antes la teta o el chupete? Efectivamente la teta estaba antes que el chupete, así que seguramente inventaron el chupete para usarlo a modo de teta, más bien. Es por este motivo que volviendo a mis raíces y a mi forma de ver la crianza, pensaba que volvería a darle la teta al piccolo y que ni siquiera probaría a darle el chupete.

 

Todo cambió cuando estaba embarazada y pensando en las cosas que he hecho con Chloe y lo que me hubiera gustado poder cambiar, fue cuando decidí que a Olivier si que probaríamos a darle el chupete. “Si lo cojo bien, y sino… pues nada, haremos como con la piccola”, me dije a mi misma. El motivo numero uno de mi decisión fue que para Chloe la única forma de consolarse era con el pecho, nunca ha tenido una mantita, o un peluche, ni nada parecido que la ayudara a consolarse cuando lo necesitaba. De ahí que el vinculo con mama sea mucho más fuerte que con su padre ya que él nunca ha logrado calmarla cuando se despertaba en medio de la noche, ni ha sido posible dejarla una noche con sus abuelos porque para dormirse o para consolarse si se despertaba me necesitaba siempre a mi.con o sin chupete

No, no hago esto de forma egoísta para poderme ir de cena romántica con el papi (que también) sino que lo hago por el papi para que pueda crear un bonito y fuerte vínculo con Olivier, y también por él… porque tener algo con lo que consolarte aunque no este la mama, seguramente le ayudará en muchos momentos.

¿Realmente hay diferencias entre usar el chupete o no?

Y ahora que ya llevamos 3 meses con un piccolo que toma el chupete para consolarse, puedo decir que SI! Y mucho!

  • Se duerme en brazos ya sea de su padre o mios, basta que se sienta seguro.
  • Incluso se ha dormido solo en varias ocasiones con su chupete en boca.
  • Cuando tiene sueño no hace falta sacar la teta sea donde sea que estamos, se contenta con su chupe.
  • Duerme del tirón hasta 8 horas! y si se despierta en muchas ocasiones le volvemos a poner el chupete y sin cogerle, cierra de nuevo los ojos.
  • Voy al gimnasio 3 veces por semana y se queda con la abuela, si le entra sueño el mismo con su chupe se consuela.

IMG_5063

No sé si dentro de algunos meses cambio de opinión, pero a día de hoy me parece que el chupete ayuda y mucho! Todas las cosas que menciono más arriba con Chloe era imposible, y si lo lograba es porque tenía mi teta en la boca. Así que puedo decir que hasta día de hoy, bendito chupete! Seguramente no es la forma más natural de consolarlo.. pero por ahora, a nosotros nos funciona. ¿Y como se lo sacaremos? Pues eso ya será otra historia… otra batalla que lucharemos más adelante!

¿Y tu, como fue tu experiencia con o sin chupete? ¿Cambiarías algo al respecto si volvieras a tener otro hijo?

firma NAryta

banner subscriptores