Experiencias, Ser mamá

Así ha ido la adaptación a la guardería de Olivier

Después de una adaptación super exitosa con la piccola: una niña de alta demanda y enganchada a su madre que nunca quiso chupete y que solo quería el pecho para dormirse, estaba convencida de que la adaptación del piccolo: un niño tranquilo, que acepta el chupe y que juega tan campante a sus anchas por toda la casa sin necesidad de la mama, iba a ser otro éxito asegurado. Pero nooooo….

Mi suegra lo dijo un día, echó la sentencia “Uy, ya verás este niño cuando empiece la guarde” a lo que yo muy segura y confiada respondí “Que vaa…. si es muy tranquilo y se va con todos tan feliz” Pero como no, para dejarme mal y para que mi suegra se cuelgue una medallita por tener razón, esta adaptación ha sido un DESASTRE! A diferencia con la de la Chloe que estuve super feliz porque jamás la vi llorar al dejarla o al recogerla, mi piccolo ha llorado durante TODA la primera semana y parte de la segunda…

Después de la adaptación de la Chloe estaba convencida que si se respetaban los tiempos del bebé, se hacía con paciencia y poco a poco ellos nos sorprendían y se adaptaban maravillosamente. Pero todas mis teorías me las como, porque con Olivier han hecho una adaptación muy parecida a la de Chloe y aún así se lo ha cogido de forma completamente diferente. Así que como siempre decimos, cada niño es un mundo.

IMG_5379

ASÍ HA SIDO NUESTRA ADAPTACIÓN

SEMANA 1

Día 1 – Hemos estado una hora juntos de 10 a 11 en clase con las maestras y los otros 2 niños que hacen adaptación como Olivier. Hemos estado en clase jugando y él ha estado siempre feliz explorando y tocando todo como de costumbre. Se acercaba cada poco a mi para beber o para hacer un mimito y seguía.

Día 2 – Igual que el primer día. Ha jugado mucho, incluso se ha acercado a alguna de las maestras, se dejaba coger por ellas y parecía que les gustaba. Se sentía en su salsa y ha ido a todos los rincones de la clase para jugar con todo y todos.

Día 3 – Hemos entrado juntos a las 10:15, las maestras han cantado la canción de los nombres que cantan cada mañana y luego le he saludado y me he ido a la habitación de al lado a prepararle un collage para su armario con su foto y su nombre. Mientras hacia el trabajito le he oído llorar y ha pasado casi 30 minutos llorando hasta que se ha dormido en brazos de la maestra. Obviamente a mi se me ha roto el corazón… que duro es esto!

Día 4 – Le he saludado a la puerta a las 9:30 y me he ido fuera de la escuela durante 1 hora. Por suerte estaba con otras mamis tomando un café y he pensado poco, pero al volver me han dicho que ha llorado bastante también hoy. ¿Como vamos a hacer esto?

Día 5 – Hemos llegado a las 8:30 y le he saludado a la puerta. Iba a pasar la mañana entera hasta las 11 debería haber desayunado (que le encanta comer) y hecho la siesta. Parece que se niega a comer cuando esta en la guarde, no ha querido ni bocado. Y a las 11 cuando le he recogido me han dicho que ha ido mejor, que hoy ha jugado pero que para el momento de dormir la siesta de la mañana ha llorado bastante…

SEMANA 2

Día 1 – Hemos decidido que fuera su padre a llevarlo para probar si así el hecho de despedirse en la puerta no era tan dramático. Pero nada, ha llorado nada más ver al a maestra. El papi se lo ha quedado un poco en brazos para calmarlo y asegurarle que volveríamos a recogerle, pero en el momento de entregarlo en brazos a su maestra se ha echado a llorar igual. Le he ido a recoger a las 11:15 y me han dicho que ha llorado bastante pero que en el momento de dormirse se ha dormido solo mientras le hacían caricias en la espalda. No ha querido comer nada.

Día 2 – Viendo que no acaba de coger bien esto de la adaptación, hemos reducido un poco las horas. Hoy tocaba de 8:30 a las 12:30 pero no me parecía todavía el momento para incrementar. Así que como querían que comiera ahí, le he llevado a las 9:30 y le he recogido a las 12:00. Así ha hecho la comida que por cierto se ha comido todo (vuelve a ser mi niño) dicen que se ha mostrado muy feliz al ser sentado a la mesa y traído su plato de comida. A pesar de que ha llorado un poco, se ha lanzado a jugar mucho más y se lanzaba encima de sus compañeros, algo que no hacía el resto d de los días y que si que había hecho los primeros días cuando estaba conmigo. Lo que la maestra ha resumido como algo positivo porque parece que Olivier se está relajando y empieza a ser más él mismo.

Día 3 – Hemos repetido el mismo horario de ayer, solo alargando de media hora, así que lo he ido a buscar a las 12:30. Nada más veme siempre pone esa cara de emoción y sonríe sin parar. Eso si, a la que me coge no me suelta, por si a caso lo dejo otra vez ahí… jejeje. Me dicen que ha estado más tranquilo, que se ha dormido para la siesta de la mañana él solo en 2 minutos y que ha jugado. Incluso me han enseñado fotos de él mientras jugaba y sonreía solo. Empiezo a quedarme más tranquila…

Día 4 – Hoy le ha llevado a la guardería su padre, con él parece que al dejarlo llora mucho menos. Al llegar a buscarle me dicen que solo ha llorado 1 minuto y que nada más darse la vuelta su padre ya no lloraba. MUY POSITIVO! No ha llorado en todo el día aunque si que ha necesitado el chupe en algún momento puntual. ¡Ha comido todo e incluso ha repetido!! No ha desayunado… pero ha jugado mucho.

Día 5 – Hoy último día de adaptación, y ha sido todo un éxito. A pesar de que hoy debería haberse quedado todo el día incluso para la siesta de la tarde, no hemos querido exagerar y he ido al mismo horario para recogerlo. Solo ha llorado un poco al despedirnos en la puerta, he ido a buscarlo que me han hecho pasar a la clase para ver como estaba jugando él solo y tranquilo. Me ha visto una vez pero ha seguido jugando…algo que me ha dado tranquilidad. Ya no le veo desesperado como los primeros días (mi pobre). Me comentan que ha comido todo, ha repetido de todo, ha desayunado e incluso, ha dado muchos pasos por si mismo en clase!! Podemos dar por finalizada la adaptación y según las maestras muy positivamente porque Olivier es él mismo, esta tranquilo, juega, va a los otros niños y come con normalidad.

IMG_5381

Así que lo que pareció que empezaba como un drama, al final nos ha salido bastante bien y en 2 semanas ya tenemos al piccolo en la guarde feliz y contento. Seguramente estaría más feliz en casa con mamá… eso es obvio y todos lo sabemos. Pero el tiempo que le estaba dedicando al trabajo cada vez era inferior, así que muy a mi pesar voy a tener que apoyarme en la guardería para poder avanzar con mis quehaceres.

Cada experiencia de adaptación en un mundo, como sabemos cada niño actúa y acepta las cosas de forma diferente, sino que me digan a mi con la piccola y él. Pero me gusta compartir estas experiencias con vosotras para que os deis cuenta de como nos ha ido a nosotros y si os encontráis en un momento parecido o no, que no os asustéis. Sobretodo, MAMI KEEP CALM!!!!

En fin amigas… como fueron vuestras adaptaciones? ¿alguna anécdota que añadir? Dejadme vuestros comentarios más abajo que como siempre, me encanta leerlos!!! 

firma NAryta

banner subscriptores