Consejos, Ser mamá

5 trucos para volar con niños y no volverse loca

Se acercan las vacaciones y muchos nos vamos de vacaciones, ya sea por placer o como en nuestro caso, para visitar la familia (Que también es placer, por supuesto). Y es que por fin, después de casi 1 año… vuelvo a casa a ver a los míos!! Que ganas de pasear por la hermosa Barcelona, de tomarme una cañita con mis amigos, de hablar con mi madre y mi abuela, de ver a mi padre disfrutar con su nieta o de pegarle un achuchón a mi hermana! Y es que esto de ser expatriada es taaaaan duro… 🙁 aunque me gusta mi vida en Italia, no puedo evitar echar de menos muy a menudo mi querida ciudad natal. Y es que Barcelona…es lo más! Y de eso solo me doy cuenta cuando no la tengo. Pero bueno, lo importante es que el próximo 17 de Junio nos preparamos la piccola y yo para coger un avión las dos solas por primera vez… si, dejamos al papi aquí para que siga adelante con el trabajo y empiece con la mudanza, que os recuerdo que a finales de este mes nos mudamos! MADRE MIA QUE HORROR! Solo de pensarlo me da algo, pero bueno…

Pues bien, como sabemos…volar con niños no es tarea fácil, y es que cuanto más crecen más difícil es tenerlos quietos en un mismo lugar por un largo periodo de tiempo. Imagínate encerrados en un avión donde deben ir sentados y «calladitos» para no «molestar» al resto de pasajeros… y es que parece que cuando vas en avión, si te toca un niño cerca es tu perdición. En cuanto empieza a llorar la gente te mirar mal, oyes comentarios desagradables y algunos incluso culpan a los padres que no saben controlar a sus hijos. Pero…¿Porque no se paran a entender como se debe sentir el pequeño? ¿Tan difícil es?

Pero hoy no estoy aquí para hablar de esta desagradable gente, sino de como hacer para distraer y ayudar a nuestros hijos para que tengan un viaje más placentero. Para que se aburran poco y les pase el vuelo rapidísimo. Y es que al fin y al cabo lo complicado de ir en avión para un niño es: la poca movilidad que tienen y obviamente, los cambios de presión que les molestan a las orejas y ellos sin poder entender nada.  Así que para hacerles ese rato más agradable nos hemos de centrar en cubrir estos dos punto, y verás que todo será más fácil para todos y evitaremos miradas asesinas, nerviosismo de madre primeriza en vuelo y sobretodo, no te volverás loca!

volar con niños

ALGUNOS TRUCOS PARA VOLAR CON NIÑOS

EVITAR EL DOLOR DE OÍDO

Cuando el avión despega y aterriza esta supuesto a cambios de presión muy fuertes que nos provoca tanto a mayores como niños, dolor de oídos. Pero es que los más piccolos además de sentirlo más, no entienden lo que les está pasando y de ahí se ponen super nerviosos haciendo que los más pequeños incluso lloren. ¿Y como hago para evitarlo? Pues algunos consejos básicos, mantén a tu piccolo despierto tanto en el despegue con el aterrizaje, si es bebe dale el biberón, chupete o incluso el pecho para que lo succione, esto ayuda mucho, la piccola siempre pilla teta y por ahora nunca ha llorado!! Si son más grandes de 3 años puedes darles un caramelo o un chicle para que mastique. Y sobretodo, manténlo hidratado, que beba mucha agua durante el viaje.

VOLAR DE TARDE-NOCHE

Este es el truco numero uno que mejor nos ha funcionado a nosotros, y es que volando a cierta hora de la noche que coincida con la hora de acostarse de la piccola es lo ideal. Porque nada más entrar en el avión le doy el pecho mientras despegamos, ella se queda frita y duerme todo el viaje, y cuando estamos llegando la despierto un poco le ofrezco de nuevo el pecho y así evitamos los problemas de dolor de oído como hemos comentado antes. Otro plan alternativo es volar de tarde en el horario de la siesta…pero obviamente según la duración del vuelo, se despertará antes de llegar.

VER ALGUNA PELICULA EN EL IPAD

No soy mucho de ponerle películas en lugares públicos, ya que me gusta que explore y estudie entornos y situaciones a su antojo. Pero en un avión, aunque hay mucho que explorar es difícil dejarla a sus anchas, así que una buena película la excluirá del mundo y me la deja completamente hipnotizada con la pantalla olvidándose así de que esta prisionera en mis piernas y sujetada con el cinturón de seguridad.

LLEVAD CON VOSOTROS TODOS SUS JUGUETES PREFERIDOS

Tener a Minnie, Kitty o a Elsa cerca ya es un plus para calmar a la piccola. Así que cuando se pone nerviosa en el coche porque quiere que la saquemos de su sillón, siempre recurro a sus juguetes favoritos: hacemos alguna construcción, pintamos un poco, pegamos y despegamos pegatinas, o incluso, cantamos sus canciones favoritas. Lo que sea con tal de que se distraiga y no piense en lo agobiante que es estar atada. ¡Imaginación al poder mami!

¿LEÉMOS UN RATO?

Como sabéis la piccola adora los libros, así que estos no pueden faltar en nuestro bolso cuando salimos de casa, y menos cuando hacemos un largo viaje. Hojear un libro tras otro mientras les hablamos les da tranquilidad y seguridad, no hay nada mejor que la atención de mamá o papá, para que nuestros hijos estén tranquilos y relajados.

EL BONUS TRUCO

Todos estos trucos están genial verdad? Pero… ¿quieres saber cual es el mejor y más preciado? TU ATENCIÓN! No hay nada mejor que dar nuestra atención a nuestros piccolos para que esten tranquilos! Obviamente si pretendemos leer, escuchar nuestra música y que nuestro hijo este tranquilo en su asiento jugando solo, no lo vamos a lograr, es más me atrevería a decir que es tarea casi imposible! O al menos durante todo el viaje, puede que a ratos lo hagan, pero no durará mucho! Así que antes de coger el avión, llénate de paciencia y de ganas de jugar con tu hijo. Verás que de esta forma se os pasa el vuelo en un plis plas y no os dais ni cuenta.

Y ahora, como siempre, cuéntanos cual es tu truco para mantener a tu hijo tranquilo en largos viajes? ¿Habéis volado alguna vez? ¿Como lo habéis hecho para que se distraiga y pasara un placido vuelo?

banner subscriptores