Celiaquia de la piccola, Chloe & Olivier, Consejos

10 consejos para una correcta alimentación de nuestros hijos

Hace algunas semanas asistí a la charla de una dietista en el hospital pediátrico Meyer en Florencia, donde nos hablaron abiertamente de la celiaquía. Con este “mini curso” intentan concienciar las familias de los niños celíacos para que procedan con una correcta alimentación para sus pequeños. Además, tocaron varios consejos que se deben aplicar a cualquier alimentación, sobretodo de los niños.

Como veréis son consejos muy obvios y típicos, que seguramente ya sabéis pero que nunca va mal recordar e intentar adaptar la dieta al máximo posible para mejorar su salud y ayudarles a crecer de la mejor forma posible.

comida sana

Aquí van los 10 consejos para una correcta alimentación:

EDUCALE A COMER BIEN: La educación es lo primero, y no podía faltar en este aspecto de su crecimiento. Un niño bien alimentado es una fuente de energía y de vida, así que es indispensable que se siga una correcta alimentación para contribuir a su bienestar.

RELACIÓN CON LA COMIDA: Sentarse en una mesa puesta con cuidado (incluso involucrando al niño en la preparación y presentación de la comida), comer lentamente, masticar bien, variar la calidad de la comida, gustar lo que estamos comiendo… facilitará una buena relación con la comida.

COMER EN FAMILIA: Hacer comidas deforma regular, en familia, con la televisión apagada, hablando entre nosotros… ayudará a enriquecer un simple acto de necesidad fisiológico, para darle un importante significado social y de relacionarse.

NO DISCRIMINAR: No existen comidas buenas o malas…todo se basa en las porciones adecuadas, ya que cada alimento aporta un valor nutricional, por lo que es necesario comer de todo sin discriminar ni eliminar ningún alimento de la dieta (a no ser que exista una intolerancia, como en el caso de la piccola con el gluten)

TODOS COMEMOS LO MISMO: Es importante que toda la familia coma los mismos alimentos. No vale darle a nuestro hijo verdura si nosotros no la vamos a comer, ya que con el tiempo, nuestro hijo dejará de comerla porque ni mama ni papa lo comen. Todos necesitamos los mismos nutrientes, lo único que podemos variar son las porciones según la edad.

JUGAR AL AIRE LIBRE: Parece mentira pero la actividad motora más importante para el bienestar de tu hijo es jugar al aire libre, ya sea en el parque, con la bici, jugar con la pelota, pasear… al menos una hora al día esta actividad es vital para nuestro hijo.

AYUDALE A COMER CUANDO TOCA: Muchas veces damos de comer a nuestros hijos cuando se aburren, lloran o en otros momentos de “vacío”. Es importante ayudarle a comer con ganas cuando toca, nada de cubrir otras necesidades con la comida!

FRUTA Y VERDURA: Estos dos grupos de alimentos como ya sabemos, son complementos indispensables en la dieta por la gran aportación de vitaminas, sales minerales y fibra. También ayudan a regular el hambre y la saciedad… Las porciones deben ser entre 4 o 5 durante el  día. En cambio, a diferencia de lo que muchas creen, los zumos de fruta no aportan nada de lo que aporta la fruta!!! NO SON LO MISMO! Así que dejemos de ofrecer zumos de fruta en lugar de esta misma. Además, aportan un montón de azucares innecesarios para nuestros hijos.

AZUCAR Y SAL: Se debe utilizar con moderación ya que el exceso de sodio esta unido al aumento de presión. Un uso de hierbas aromáticas te podrá ayudar a darle sabor a tus platos. Lo mismo vale para el azúcar o sus derivantes, que deberemos reducir su consumo a una cucharadita al día.

EL MEJOR GRASO, EL ACEITE DE OLIVA: El mejor graso sea para cocinar como para comer crudo, es sin duda el aceite de oliva. Cuanto más rico en grasas sea una comida, da más condimento con lo que estimula para que venga las ganas de comer. Una cucharada de aceite contiene las mismas calorías que una cucharada de nata, mantequilla, mayonesa…

Sinceramente, desde que Chloe ha empezado a comer otros alimentos entorno a los 6 meses, siempre hemos estado muy atentos con lo que le hemos dado. Sobretodo hemos reducido mucho el consumo de sal y azucares, ya que estos no se los hemos introducido hasta bien pasado el primer año de vida. Por decir que el chocolate y otros alimentos muy dulces, todavía los toma de forma esporádica y cuando hay algo especial.

Ella come siempre como un lobo, le encanta comer y come con muchísimo gusto. De siempre hemos comido todos lo mismo y en la mesa, sin tele ni distracciones, ya que hemos seguido el BLW desde el principio de su alimentación complementaria, y aunque si que es verdad que alguna vez le hemos dado de comer fuera de las comidas, podemos decir que seguimos bastante bien los horarios en general (a excepción de algunos días especiales, claro)

Con esto puedo decir que ella nunca ha hecho historias para las comidas… come fruta y verdura sin rechistar, aunque es obvio que tiene sus preferencias, como todos. Pero en general podemos decir que siguiendo estos consejos, la piccola se ha acostumbrado a comer bien, de todo y ella sola. Podemos decir que ha sido suerte… que hemos tenido una niña comilona. ¡Como queráis, cada uno que piense como quiera! Lo importante es que por el momento su alimentación no podía ser mejor, y por ello me siento muy pero que muy contenta.

En la charla hablamos de más cosas sobre la alimentación, sobretodo respecto el gluten y la enfermedad de la celiaquía… pero esto ya os lo contaré pronto en otro post. Incluso os daré una planificación de menú que seguro que os será muy útil para organizar vuestras comidas!

Para terminar me gustaría saber un poco vuestras experiencias con la comida. Y además os lanzo una pregunta, tanto para hacer un poco de debate.. jejeje ¿Crees que la alimentación y la forma de enseñarla ayuda a nuestras hijos a ser más comilones, o por el contrario, crees que simplemente se nace siendo comilón? Recordad que para más novedades nos vemos en las redes sociales… sobretodo Instagram o Facebook

banner subscriptores